Richtenburg Clasica blanco: brillantes expectativas

Richtenburg Clasica blanco: brillantes expectativas

Richtenburg ha sacado al mercado por fin el tan esperado modelo Clasica. Y nosotros, somos unos de los primeros que hemos conseguido hacernos con un ejemplar de este reloj automático para mujer.

Lo primero que llama la atención es que el Clasica resulta aún más reluciente en vivo que en las fotos de la página web. Las circonitas que encontramos sobre el bisel, le dan un toque aún más elegante y atempora. A mí personalmente me parece interesante que Richtenburg haya elegido este nombre para su nuevo modelo. “Clasica” es un nombre que describe a la perfección la sensación que nos transmite el reloj, tiene clase, es elegante, sin adornos excesivos ni recargartes.Para mí esta claro, quien es capaz de reducir al máximo y conseguir una pieza con tanta clase, se lleva muchos puntos. Me quito el sombrero!

Pero volvamos al reloj en sí Relojes de imitacion.

Lo que está también muy bien elegido, en mi opinión, es el color blanco que combina perfectamente este Clasica (Modelo n° R12200) con su correa de cuero también blanco. En este caso la casa suiza prescinde de florituras y deja hablar al reloj. Bien hecho.Los índices romanos sobre la esfera transmiten un claro mensaje: elegancia en estado puro.

En una carcasa de acero inoxidable 316L reposa un mecanismo automático Swiss-made ETA 2824-2. Los 25 rubíes con los que cuenta él mismo, consiguen un silencioso rodamiento y un otorgan un movimiento ligero y de precisión a las manecillas.

Al igual que en el caso del Richtenburg Nightflight también el modelo Clasica está probado a 10 ATM en lo que a la resistencia al agua se refiere. El reloj testado tiene un precio de venta al público recomendado por el fabricante de 2190 Euro. En este caso, cuidar un poco el bolsillo vuelve a merecer la pena!

Sí, he de reconocerlo. Yo también soy una víctima del movimiento retro y por eso me siento mágicamente atraído a todo lo que sugiera el glamour de épocas pasadas.

Así que el Hindenburg Retrograde me atrae por partida doble, porque resulta „retro“ por dos razones. En primer lugar, por el diseño. Sus formas claras, con índices de gran tamaño, la correa de cuero en marrón oscuro, el acero inoxidable mate... Son todos elementos que desbordan aire „RETRO“ por sus cuatro costados. Un reloj que me retrotrae a tiempos pasados.

Existe otra razón por la cual este Hindenberg se gana a pulso el calificativo de „retro“ – o mejor dicho, retrógrad, lo que significa en sentido contrario a las agujas del reloj. Por supuesto que el Hindenberg Retrograde no da las horas al revés o cosas así, sino que cuenta con un indicador característico de los relojes de otra época. Las segunderas de los dos indicadores son un elemento desconcertante, por llamarlo de alguna manera. Una vez que una de las segunderas ha indicado los primeros 30 segundos hacia atrás, ésta salta al 0,punto desde el cual parte la segunda manecilla para pasar a contar los siguientes 30 segundos.

Se dice que ya en 1650 el relojero de Augsburgo Hans Buschmann realizó el primer reloj de bolsillo con este tipo de indicador, utilizado para las horas.

Me alegra que este elemento nos haya acompañado hasta nuestros días.

 Ficha técnica: 

  • Modelo n°: 180-H
  • Carcasa de acero inoxidable (316L)
  • Correa de cuero auténtico
  • Mecanismo automático Hindenberg calibre H-09.180
  • 20 rubís
  • Cristal de zafiro irrayable
  • Segundero volante
  • Tornillería azulada
  • Diámetro sin corona: 45 mm
  • Altura de la carcasa: 14 mm
  • Ancho máximo de la correa: 22 mm
  • Resistencia al agua probada a 5 ATM
  • Peso 106g incl. correa
  • Edición limitada en 3750 ejemplares